PRINCIPALES REPRESENTACIONES DE DRAMAS INCAS EN EL PERU

Por José Carlos Vilcapoma

 

 

Presentamos una breve referencia cronológica y descriptiva de principales festividades que tienen relación con representaciones de dramas Incas, donde participan personajes como el Inca o Inga, el Español, a quienes se le designa también como Capitán, las Pallas o Coyas, mujeres al servicio del Inca, entre otros personajes.

 

PALLITAS EN CAJACAY AL LADO DE RUMIÑAHUI

Lugar: Cajacay, distrito de la provincia de Bolognesi, región Ancash.
Fecha: 3 de mayo.

Cuando se celebra la fiesta del patrón Señor de Chaucayán, aparecen las Pallas. Estas son las mujeres al servicio del Inca, que se acompaña de su general Rumiñahui y el temido Ruku, o Viejo. Salen ricamente vestidas. Visitan las casas de los principales del pueblo. Es la noche del huaraki, llamada “de amanecida”. En aquellas casa interpretan canciones cargadas de humildad, fervor religioso y especie de protesta lamentosa por la captura de su Inca rey, rememorando lo ocurrido en Cajamarca.

El 3 de mayo, día principal en que sale la procesión, ellas lucen sus mejores galas. Visten pecheras muy almidonadas que les dan vuelta al cuello, las cuales apenas les permite rotar la cabeza, y numerosas polleras, amarradas con fajas tejidas, características de la zona. De ella penden grandes pañuelos multicolores. Las vinchas y adornos de monedas antiguas son obligatorios en la vestimenta. Sobre la cabeza llevan pequeños sombreros locales de lana afieltrada, de los que se cuelgan algunos adornos que caen sobre la frente de la joven Palla.


RAYMI LLAQTA

Lugar: Chachapoyas, región de Amazonas.
Fecha: 1 al 7 de junio.

El Raymi Llaqta se traduce como la Gran Fiesta del Pueblo. Se desarrolla en Chachapoyas, que ahora se reclama heredera de los incas. Precisamente sus hijos residentes en Lima han logrado la oficialización legislativa de estas festividades evocativas sobre los Incas. En la actualidad el Ministerio de Turismo, desde 1997, viene organizando un evento al que han denominado: “folklórico-costumbrista de gran impacto en turismo interno y receptivo denominado Raymi Llaqta de los Chachapoyas, Fiesta Grande del Pueblo de los Chachapoyas”. Se realiza durante la semana turística del 1 al 7 de junio. Se ha establecido la presentación de una serie de expresiones danzarías y festivas. Días antes, las comunidades campesinas llegan a la capital trayendo sus mejores expresiones danzarias. Igual que en Jalca Grande, lugar arqueológico, se revive la historia de la presencia española. Se representan varias danzas, entre ellas la Chumaichada, el Brazo, Chuquiac, Ancash Quenquen, Danza del Levanto, La volada, la Venteada, la danza del Atun Tingo, Danza del Incaico de Huambo, la Danza de la Shicsha, entre otras. La danza del Incaico de Huambo, representa el imaginario de lo que fueron los Incas. Un Inga, vestido con túnica de colores y que hace su ingreso en litera, hacer referencia a los incas.

 

EL INCA EN HUARI

Lugar: Huari, Valle de Conchucos (Ancash)
Fecha: Del 9 de Junio al 8 de Julio.


Una cantidad representativa de bailes tienen referencia histórica, como la Huaridanza, que a decir de los lugareños hace mención a sus héroes primigenios. Por ello, los danzantes usan máscaras, monterilla adornada de flores de papel, pañolones de Manila, cascabeles, bastón y broquel. La Huanga se ejecuta en la fiesta de San Marcos. Se recuerda con plumajes, escudo y máscara las tribus originarias huancas. La Yurihua, la Quiyaya y el Yauyu, hacen referencias a los primeros pobladores y su relación con la Amazonía. Finalmente el Anti y el Inca son danzas con referencias Inca. Esta última se acompaña de varias Shipascoya o jóvenes princesas, de ñustas y princesitas. El séquito del Inca va precedido del Hatunruna, que hace referencia al sacerdote, que con corona y lanza, tiene preferencia para los pobladores; el Amauta lleva rihui, arma de pesas y cuerdas largas o boleadoras. Los harawis son los cantos a la muerte del Inca. Se representa el drama de la captura y muerte del Inca.

Podemos decir que esta zona guarda dentro de su magnífica representación danzaría muchas expresiones que hacen alusión a rasgos culturales y personajes históricos de la época inca. Por ejemplo, están las Antihuanquillas, personajes de blusones azules con bastones, que se acompañan de dos violines y arpa para representar al curacazgo regional; los wancas o wanquillas, personajes de escarpines, con macanas de madera en la mano, al estilo del ejército imperial, al compás de flautas; las pallas de Corongo, de quienes se dice era vírgenes que pedían su perdón al Inca por los pecados cometidos por sus parientes; las representaciones históricas de los incas en Llamellín en honor a la Virgen Purísima el 9 de junio; la representación de la conquista del Perú, el 24 de junio, en la fiesta de San Juan en Pomabamba; las Pallas, Chapetones y Auquish en Huaylas, el 8 de julio, en honor a Santa Isabel y la Virgen María, patronas de la cosecha, representadas por dos mazorcas de maíz.

 

EL GRAN PACHACUTI

Lugar: Ollaraya y Unicachi, provincia de Yunguyo, región Puno.
Fecha: El 21 de junio.

En el año de 1997 la representación surgió como iniciativa de las autoridades del distrito de Unicachi. Desde el 2000 ambos alcaldes, el de Ollaraya y Unicachi, organizan, en conjunto, la representación de la aparición del Gran Pachacuti y de la Mama Qota, en clara alusión a Manco Cápac y Mama Ocllo, desde el Lago Titicaca, acompañado de una serie de representaciones danzarias y en la que participan masivamente los pobladores como actores. Los guiones han sido elaborados por alguno de sus “hijos instruidos”, el recuerdo de estos ancianos y con ayuda de algunos textos escolares. Bajo la atenta mirada de sus autoridades, de vara y fuete, acuden desde muy temprano al Wiñaymarca, bahía que es parte de la costa del gran Titicaca, en el que se encuentra un centro arqueológico.

La representación se hace el 21 de junio, solsticio que inicia el año. Los yatiris, sabios ancianos locales, hacen los ritos de purificación, para la marcha evocativa de los tiempos originarios. Después de la ofrenda interétnica, llega el acto central. Se trae un guanaco, camélido común en estas tierras. Se procede al sacrificio, mientras un grupo danza a su alrededor. La sangre caliente se vacía en vasija sagrada y se ofrece a los dioses del pasado. Son los sacerdotes quienes hacen este sacrifico. Después se les ofrece a Pachacuti y Mama Q’ota. Ambos beben la sangre caliente en símbolo de purificación, luego se embadurnan la cara. Sólo después de este rito se consolida la alianza de los aimara de Unicachi y Ollaraya.

Danzas y bailes en Honor a Pachacuti y su esposa sellan la unidad. Hay danzas preparadas especialmente para la ocasión, como el Carnaval de Unicachi, las Hilanderas, entre otras. Lo más sorprendente son las representaciones teatrales de los dramas cotidianos como el Safa Casa, en el que se simula el techado de la casa al lado de un pequeño mástil que guarda la abundancia de panes de todo tamaño y forma, los que se ponen en el cuello del “padrino”. El ichu se convierte en sagrado, pues con éste se hace fuego y se purifica antes del baile alrededor de la “casa”. Este día es la representación más importante para los de Unicachi y Ollaraya, pues nadie ha limitado su participación a lo que pudiera ser simple representación teatral, sino más bien la perciben como una ocasión en que se consagra la regresión a los tiempos originarios. Por ello, entre bailes, bufones, danzas, carnavales con lluvia de picapica, dan lugar a la expresión festiva de parejas, rituales, religiosas, individuales. Bandas, tropas de sikuris, zampoñeros, comidas rituales se han confundido con las manifestaciones más sentidas de religiosidad, convertidas en teatro, en honor a estos héroes míticos.


EL SÓNDOR RAYMI

Lugar: En Andahuaylas, región de Apurímac.
Fecha: Del 21 al 22 de junio.

El Sóndor Raymi, es la representación teatral festiva de los orígenes míticos de héroes locales como Usco Willka y otros jefes de etnias originarias, como Tomay Huaraka, Astro Huaraka y Anco Ayllu. Miles de pobladores, entre niños y ancianos, al borde de la laguna Pacucha, en Andahuaylas, dramatizan el origen de los chancas. La lucha de los líderes locales, la confederación interétnica, la emergencia de un solo mando, para enfrentar la presencia Inca, son los motivos centrales. La representación culmina en el complejo arqueológico de Sóndor, en medio del vuelo de cóndores, sacrificios de venados, discursos quechuas y alegorías de guerreros, sinchis. Los jefes tiene pieles de felinos y venados sobre sus cuerpos, para simbolizar el poder.

En el mes de junio, celebran su aniversario de creación política y con ese motivo las autoridades auspician esta dramatización. Muy de mañana marchan cerca de mil actores lugareños, entre los que se cuenta la autoridad comunal, escolares, señoras amas de casa, labriegos, al borde de la laguna Pacucha, en el distrito del mismo nombre, donde se hace la representación. Una vez en ella se presencia la lucha de lo que sería las diversas etnías, antes del tiempo de los Incas. El Anko Ayllu, sobre litera y cargado por sus huestes, llama a marchar al gran complejo arqueológico. Así se hace. Una vez en la parte alta, llama a la unidad de los chankas, para enfrentar a los Incas. Cóndores, sacrificios animales, pututus, danzas religiosas, acompañan la “marcha hacia el Cuzco”, con que termina esta representación.

 

EL AQHA RAYMI

Lugar: Distrito de Santiago, provincia del Cusco, región Cusco.
Fecha: Del 21 al 22 de junio.

El Aqha Raymi, es la Gran Fiesta de la Chicha y con tal ocasión aparece la imagen del Inca y de sus mujeres. Bajo la consideración de que fue una de las ceremonias más importantes, organizan la fastuosa fiesta convencidos de que la bebida sagrada respondía a una organización especial en la que concurrían las bellas mujeres que estaban recluidas en las Aqllawasi, casas sagradas para vírgenes dedicadas al culto solar. La tradición del lugar narra que las Vírgenes del Sol, bajo la atenta mirada de las mamacunas o aqllas mayores, quienes sabían los secretos de la bebida extática, ofrecían su juventud para tal fin.

La Plaza Santiago con antiguas escalinatas y muros de piedra tallados en tiempo de los incas, es el centro de la representación que se desarrolla en el solsticio de junio. Un grupo de jovencitas se visten con atuendos a la usanza inca, tal como el imaginario manda. Las bellas aqllas ingresan al escenario, a la plaza, ante la atenta mirada de la población, que acude expresamente a ver esta escenificación, llevando en sus manos el famoso q’ero vaso ceremonial donde se servía la chicha. Se comenta que el maíz para la elaboración de este néctar debía ser el mejor, el más puro, el más amarillo, para asemejarse a los rayos del sol. Cuidadosamente cultivado por los incas, el maíz era vertido en un raqui, recipiente alfarero que contenía agua, a fin de que germinara, para lo cual se le cubría con pancas de choclo. Una vez que se notaba la aparición de las guías, de los “ojos”, en el maíz, se procedía a secarlo, hasta que se obtuviera al dejarlo caer al suelo un sonido seco, denominado choc’chopeo, para luego molerlo. Este proceso se conoce como la elaboración de la jora o zora, su elaboración duraba aproximadamente tres días. El día central acuden a la plaza central cerca de una veintena de jovencitas llevando porongos, recipientes, maíz, jora, upi y la chicha sagrada y en filas y guardando jerarquía especial, culminan con una presentación danzaría todo el proceso de preparación. Un grupo de varones jóvenes representa a los pututeros, que utilizando las conchas marinas llamaban o convocaban a las grandes reuniones. Ululan sus pututus ante la entrada del Inca, en litera cargada por seis súbditos, antecedido por una especie de bufón que danza y limpia la entrada entre danzas con ayuda de bombos y quenas. Tras él viene el séquito imperial.

El Inca está vestido de capa multicolor con su vara de poder y bajo sombrilla de plumas de pájaros exóticos. La librea que usa tiene figura geométrica donde resaltan básicamente motivos bordados en hilos metálicos, como el Sol y las estrellas. El Villac Umo, sumo sacerdote, le indica el lugar donde debe ubicarse para recibir la chicha sagrada. Se ubica al centro de la plaza. El Villac Umu pregunta si la chicha está lista. Una de las mamacunas, la mayor, responde afirmativamente y le alcanza la bebida. El sacerdote se la pasa al Inca. Este levanta el q’ero de oro y bebe. Si da su aprobación, como ocurre, se inicia la gran fiesta. Danzas y bailes incas consagran la bebida sagrada que será llevada al Cusco para ser bebida en el gran Inti Raymi. Antes del anochecer, el séquito inca se retira, mientras la población entera da rienda suelta al goce de tener, por fin, la esperada bebida y se entrega a un jolgorio que dejará memoria hasta el próximo año.

 


EL INTI RAYMI

Lugar: En Sacsayhuaman, principal centro arqueológico del Cusco
Fecha: El 24 de junio.

Se representa una de las mejores alegorías peruanas, el Inti Raymi. Una recreación de la vieja fiesta incásica que reunía a todo el vasto imperio. Acuden a las celebraciones de varios días en honor al Sol, hijo de Wiracocha, deidad suprema y padre del Inca Rey. Una recreación que habla de por sí del interés que se puso en rememorar los tiempos clásicos de las más grande fiesta ritual en honor al Sol.

 

LOS INCAS EN LA FIESTA DE LA COSECHA EN HUAYLAS

Lugar: Huaylas, provincia de Huarás, región Ancash.
Fecha: El 8 de Julio

Huaylas, con motivo de celebrar su fiesta religiosa en honor a la Virgen María, el 8 de julio de todos los años representa la danza de los Incas y las Pallas, al lado de otras evocativas de los españoles, como el cawallo danza o los chapetones, nombre con el que también se conoció a los allende los mares. La dualidad es una de las características andinas que se reflejó en la división poblacional de Huaylas. Los antiguos Hutunhuaylas tenían dos pueblos que se complementaban, se oponían y se cogobernaban, al viejo estilo de las sociedades tradicionales: Huántar y Tocash. El amaru o serpiente debió de haber sido una de las deidades locales, frente de agua y de vida. Pues, en el barrio Yacu, que también significa agua, en el quechua lugareño, existe el adoratorio Llampa, donde se encontraba la llamada Kolebra rumi, una piedra tallada en la que aparecen dos serpientes en desigual lucha. Hoy esta quillqa ha sido bajada al pequeño reservorio del mismo barrio. Dice la tradición local que en tiempos de la oscuridad dos enormes serpientes emergieron de las aguas y una de ellas voló por los aires y se convirtió en Illapa, en el Rayo, mientras la otra formó el río y las lagunas, saliendo de vez en cuando convertida en el Turumanya o Arco iris. Gracias a esta fuente de agua, Huaylas es la tierra del mishkisara, el maíz aterciopelado. Como es sabio, en algún momento el maíz fue la deidad local, hogareña y de los altares familiares. Por ello en sus danzas cargan muchas plantas de maíz. Muy de mañana, del 8 de julio, los pashas, llegan a la ritual toma de agua de Yacup. Allí juegan a la fuga del animal. Con látigos y gritos se le “enlaza” y se le “arrea” al pueblo. Aquel día la misa central se celebra a las 12 del día; a las 3 de la tarde sale la procesión en compañía de todas las estampas y recorre las principales calles de Huaylas. Los Incaicos, son niños que se han vestido como manda algunos textos escolares, de cómo fueron los incas. Las niñas, llevan monteras de ñustas. En cada parada de la imagen cantan en quechua cusqueño. Usan una guitarra para acompasar sus cánticos. Las Pallas que también acompañan esta fiesta, son jóvenes ricamente atviadas, a diferencia de los incaicos.

 

EL VILCAS RAYMI

Lugar: En Vilcashuaman, Ayacucho, región Ayacucho.
Fecha: El 29 y 30 de julio.

E n Vilcashuaman, Ayacucho, se realiza la representación del Vilcas Raymi, una especie de pqeuño Inti Raymi en Vilcashuaman. Se ha presentado como “Grandiosa escenificación, un viaje de retorno imaginario a nuestra pasada civilización inka”. El primer afiche convoca con el subtítulo de “Representación del Imperio Incaico, guerrero y ceremonial con la participación de más de 2000 actores en el momento arqueológico único en el mundo, Vilcashuaman”. Como fondo tiene la imponente estructura donde se han montado las fotografías de quienes serían los incas y coyas. Organizan la Municipalidad de Vilcashuaman y el Consejo Transitorio de Administración Regional de Ayacucho. A la vez, añaden otra representación menor, insertada en la principal dramatización: “II Festival de la Chicha Sagrada del Inca”. La última convocatoria estuvo a cargo de la Municipalidad Provincial de Vilcashuaman. Cientos de actores marchan a este complejo arqueológico en el que representan festivamente al imponente Inca y su séquito, en los ritos purificatorios de la chicha y sacrificiales de la llama.

 

LA MUERTE DE ATAHUALLPA EN MARCA

Lugar: En el distrito de Marca, provincia de Recuay (Ancash)
Fecha: En el mes de agosto.

Se celebra la fiesta patronal en honor a San Lorenzo. En ese marco se representa la captura y muerte del Inca. Lo curioso de la escenificación es que se hace en el coso (después de la corrida de toros). Los capitanes, los conquistadores, con espadas, le capturan ante la única oposición de las pallas. Su muerte, posterior a su prisión, es acompañada por un cántico sensible y lastimero. Esta festividad es evocativa del drama de la captura de Cajamarca. En él confluyen desde los textos locales del drama hasta los personajes españoles. Bien se podría decir que siguen la secuencia histórica.

 

PALLA E INCAS EN LARAOS

Lugar: En Laraos, provincia de Yauyos, región Lima.
Fecha: Del 8 al 12 de Agosto.

Brígido Varillas Gallardo, acuciosos etnógrafo yauyino, recogió en 1939 datos sobre las pallas en Laraos. Hace hincapié que era un conjunto formado por solteras y las más hermosas del pueblo. Se ataviaban con sombreros de paja, expresamente traídos de Celendín, Cajamarca. Las blusas multicolores estaban adornadas con blondas y botones de nácar, centros de cachemira, forma afrancesada de casimir, cien hilos; como adornos de mano llevaban pañuelos calados y bordados. Con estos pañuelos las pallas invitaban a bailar a los solteros, poniéndolos sobre el hombre, algunas veces eran los enamorados de las mozas del pueblo. Se cubrían la espalda con llicllas de felpa, ribeteadas de terciopelo. Las pallas se acompañan de varones de terno de casimir, pañuelo e impecable reloj de cadena de plata que pendía del bolsillo del chaleco.

La cadencia del baile es lenta. Se pone en fila de a uno, por un lado los varones y por el otro las mujeres. Ejecutan (y hasta hoy quedan vestigios de las distintas figuras del baile) las distintas formas de desplazamiento denominadas trencilla, zapateo y rueda general. En el recorrido por las calles bailan en parejas de hombre y mujer, finalizando con ruedas a la derecha e izquierda. La música que acompaña a las pallitas es producida en arpas, violines y clarinetes. El baile de la Pallas se realiza con motivo de sus fiestas patronales centrales.

 

LA CONQUISTA Y EL DRAMA DE LA CAPTURA DEL INCA EN HUAÑEC

Lugar: Huañec, Provincia de Yauyos, región Lima.
Fecha: El 30 de Agosto

Con ocasión de la celebración de la fiesta de la virgen del Rosario, la respectiva hermandad se encarga de representar la llegada de los españoles, captura y muerte de Atahuallpa. La la conquista del Perú, se representa tal como se consigna en los textos escolares. La representación del drama sigue un guión local. Los pobladores representan a personajes como Carlos V, Bartolomé Ruiz, Francisco Pizarro, Diego de Almagro, Huayna Cápac, Huáscar, Atahualpa, Rumiñahui, Chalcochimac, Felipillo, entre otros. Lo peculiar de la representación es el acompañamiento musical, con flauta, el arpa y las sonajas, comunes en dicha zona.

 

EL CAPITÁN INCA EN CHIQUIÁN

Lugar: Chiquián, provincia de Bolognesi, región Ancash.
Fecha: Del 30 de agosto hasta el 4 de setiembre.

Se representa la Captura del Inca, al lado de corridas de toros, y como parte de un complejo sistema de cargos, en honor a Santa Rosa de Lima. La indumentaria del Inca, de blondas y mangas con bobos de estilo moro, nada tiene que ver con la versión histórica de nuestros cronistas, a excepción de una minúscula hacha (la partesana de que nos hablan éstos) como símbolo de poder y de la mascapaicha, construida con flecos y collares de fantasía contemporáneo. A éstos se puede añadir el relicario, la trenza, una corona y el camisón conocido como chusma. Las trompetas con sordina, entre otras instrumentaciones modernas, contrastan con los cantos quechuas de las mujeres incas, las Pallas, quienes entonan en falsete y en tono lastimero himnos a Rumiñahui, el viejo general de Atahualpa, al momento de la captura, representado por otro lugareño más joven con sunturpaucar en la mano. En todo un año el Capitán, los Acompañantes, los Mayordomos, el Inca, el Rumiñahui y las Pallas se preparan para desempeñar las responsabilidades asumidas el año anterior.

El capitán tiene al Abanderado y sus Acompañantes, que vienen a ser su general y sus oficiales, quienes lo escoltan a toda hora del día. Bailan incansables, y realizan la misma coreografía en las casas de los mayordomos, edificios públicos y plazas. Las pallas, vestidas con faldellín, llicllla, tiras de monedas, en una agudísima octava mayor, cantan en ritmo de la Pinquichida la grandeza del Inca, del remonarca (rey monarca), al cual invocan a sentarse en su silla de oro y fino para recibir pleitesía.

Allí se inicia la coreografia que inicia en el enfrentamiento donde el Inca “juega” con cortar el cuello al Capitán, pero finalmente se convierte en una señal de respeto. El pueblo también participa, ya sea escuchando los camaretazos en las madrugadas, bailando en las plazas y calles, degustando en las casas de los mayordomos.

El Inca y el Capitán bailan por ultima vez juntos en la casa del primero, para enfrentarse posteriormente en las calles de Chiquián. A las 4 de la tarde los caballos embisten la barrera humana tras la cual se halla el Inca. El capitán se ve cercado por las fuerzas del Inca, encabezadas por Rumiñahui. Lanzan el caballo contra ellos, los azotacan las bridas, los insulta, pero nada los contiene. El caballo cae y con él una tradición.

 

EL INCA EN SAPALLANGA

Lugar: Sapallanga, provincia de Huancayo, región Junín.
Fecha: El 8 de Septiembre.

Se le denomina Apu Inca y está asociada a la fiesta religiosa de la virgen de la Natividad o de Cocharcas, patrona del pueblo. Cuenta la tradición que la Virgen y su hijo, ambos con el don de ubicuidad, aparecen cerca de un manantial. Esta revelación es el vehículo por el que se convoca a diversos bailes y cantos, buscando llevar la imagen a la iglesia del pueblo. Tal cometido se logra sólo con la danza del Inca. La Virgen de Cocharcas se asocia religiosamente al Apu Inca desde sus orígenes.

El vestuario del Inca recrea, con ornamentos de hojalata (destacada artesanía local), los atuendos prehispánicos. La borla y mascapaicha metálica sobre una peluca larga, la llacolla o capa, es representada por un manto de pana con bordados huancas multicolores e iconografía de deidades cosmogónicas, como el Sol, la Luna y otros símbolos contemporáneos, como el escudo nacional; de tocapo, lleva un grabado del Sol en lentejuelas. El uncu le cubre todo el cuerpo, en ambos brazos lleva la chipana (brazaletes). El distintivo del poder lo tiene en el cetro, en el sunturpaucar que ha sido adaptado a algún asta de bandera escolar a la que han acoplado un radiante sol. Del cetro del Inca penden dos cintas rojas que son agarradas por dos Coyas. El monarca hace su entrada en imponente litera de madera adornada con plumaje de aves multicolores.

Las pallas llevan la lliclla, el manto, prendido con tupu; en ellos están grabados diversas figuras tomadas de los motivos que decoran la cerámica prehispánica de la costa, flores y figuras zoomorfas. Las mujeres tienen especies de llautos, cubiertas de metal en la cabeza, algunos confeccionados en bronce, del que penden cordones que les cubren la vista. La túnica o acshu tiene bordados de Sol, Luna y huacos. Los colores predominantes son de azul oscuro, rojo y amarillo, en los que relucen los bordados en “hilos de oro”. Las ñustas, bellas mujeres de servicio, tienen la indumentaria al estilo del Cusco; acompañan a las pallas. Los chasquis tienen un manto sin manga que los diferencia de los otros, llevan una cinta tejida en la cabeza. Las sacas o flecos están presentes; una bolsa les cruza la espalda y el pecho. Los Cahuides exhiben pantalón corto bordado, camisa blanca y sostiene en la mano una macana y en la otra un escudo, una pullunca con huifala.

Del lado español, Pizarro encabeza el grupo, con una indumentaria de la época: un casco metálico y coraza, un manto de color rojo, pantalón corto de rayas gruesas de color rojo y azul, que queda a manera de blonda a la altura de la rodilla, y unas botas completan al personaje. Una espada y unas barbas en el rostro caracterizan al Machu Wiracocha. Este está acompañado de Valverde, que tiene puesta una sotana provinciana negra, unos lentes oscuros y un sombrero; tiene un libro, una “Biblia”, para el encuentro. Un soldado lleva la bandera española. El vestuario ha sido confeccionado expresamente para esta danza. Los colores que resaltan entre los españoles son el rojo, el amarillo y el plateado. Después que el conjunto ha acompañado por más de dos días a la procesión y los actos religiosos se produce el encuentro. Ocurre pasado el medio día del 8 de setiembre, día central de la fiesta. Se realiza en el estadio local. El Inca hace su recorrido en su litera, con pallas que avanzan delante limpiando la calle. El monarca es un centro de ofrendas como maíz, papas, ollucos, productos de la zona, en seña de agradecimiento por la productividad. Hace la aparición repentina los españoles, comienza la danza báquica a manera de rito dramático, aparecen Felipillo, Valverde, la muerte es el desenlace de aquel encuentro. Muchos mueren. El Inca es preso. Ofrece el oro y señala la altura de la pared con la mano. La muerte del Inca enlaza el gesto ritual con el narrativo. Se le mata. La tonada de bélica se troca en fúnebre. Irrumpe con huayno la orquesta y todos incluidos los muertos se levantan y bailan.

 

EL APU INCA EN OTROS PUEBLOS DEL VALLE DEL MANTARO

Lugar: En los pueblos del Valle del Mantaro: Sapallanga, Orcotuna, Apata y Marcatuna
Fecha: El 8 de setiembre

Cuatro pueblos del Valle del Mantaro, celebran con pompa y fastuosidad la fiesta en honor a la Santísima Virgen Nuestra Señora de Cocharcas. El Apu Inca es su mejor danza. La gran cantidad de danzantes que toman parte, la riqueza de su costosísimo y lujosos vestuarios.El Inca es llevado en andas por súbditos y tras de ellos un ejército, vestidos a la usanza incaica y armados con arcos y flechas, macanas y protegidos con escudos. Por otra esquina desembocan los “españoles”, vestidos con jubones, armados de espadas y uno que otro caballo. La música especial está compuesta por las orquestas típicas de la región en el que sobresalen los saxofones y clarinetes. La constante de la captura, lamento, muerte, renacimiento y alianza hispano huanca, se aprecia en estas representaciones.

 

LAS PALLAS DE CARLOMAGNO

Lugar: En Pampacocha, distrito de Santa Rosa de Quives, en la provincia de Canta, región Lima.
Fecha: El día del Señor del Auxilio, el 13 de setiembre; el 14, día de la Exaltación de la Cruz y el 15, día de la Natividad de la Virgen.

Las pallas son parte de La historia de Carlomagno y los doce pares de Francia. Con motivo de celebrarse el día del Señor del Auxilio, el 13 de setiembre, el 14, día de la Exaltación de la Cruz y el 15, día de la Natividad de la Virgen, el pueblo representa la historia de Carlomagno y los doce pares de Francia en lucha contra Fierabrás, rey de Alejandría, hijo del Almirante Balán. Se dividen en dos bandos o parcialidades, semejantes a cómo en realidad se divide el pueblo en barrios. Probablemente reviven las viejas divisiones duales de Chocavisas y Llaucaviscas, parcialidades de Pampacocha y Viscas, respectivamente. “Luchaban entre ellas y pagaban a la tierra con una víctima muerta con la honda, cada parcialidad debía afrentar por turno cada año” La presencia Inca, se hace a través de las Pallas, quienes se visten con fastuosidad, cuidando la mascapaicha, que es lo más representativo de esta danza de esta zona.

 

REYEZUELOS PREÍNCAS DE LA COSTA NORTE PERUANA

Lugar: En las playas de Huanchaco, provincia de Trujillo, región Trujillo
Fecha: Entre el 14 y 17 de Octubre

En esta línea de representaciones históricas están otras que se remontan más allá de los incas. Pensando en retrospección histórica, éstas rememoran los reyes de los señoríos regionales preíncas de la costa norte peruana. A diferencia de las que nos hemos referido, tales reminiscencias han surgido a propósito de conmemoraciones de fechas históricas claves. Una de ellas ha sido el quinto centenario del denominado Encuentro de Dos Mundos. Las teatralizaciones de dramas e historias originarias han sido comunes. Los diversos señoríos de la costa norte han recurrido a sus viejas historias a fin de revivir por el teatro y la dramatización a los héroes que emergieron de sus aguas. La más sorprendente, dentro de estas manifestaciones, fue la de Tacaynamo, fundador del imperio Chimú, cuando en el año de 1992, a propósito del V Centenario del Descubrimiento de América se organizó el III Festival del Mar Chan Chan’92. En adelante estas representaciones se han institucionalizado y han quedado como parte del calendario festivo.

 

LA EMERGENCIA DE MANCO CÁPAC Y MAMA OCLLO

Lugar: En el lago Titicaca, Puno, región Puno.
Fecha: El 4 de Noviembre.

Hace más de treinta años atrás, con motivo del aniversario de la fundación española de la ciudad de Puno, por el virrey Pedro Fernández de Castro Andrade y Portugal, se realiza la representación del nacimiento, travesía y fundación de los primeros héroes incas, Manco Cápac y Mama Ocllo. La representación dura aproximadamente diez días.

Se considera como una de las más grandes representaciones tradicionales, motivo de orgullo de los puneños, tal como reza su clásica convocatoria realizada por sus autoridades. Una pareja, a la que se dice es la pareja mítica, que representa a Manco Cápac y Mama Occlo, desde la bahía de Charcas, “emerge” desde las profundidades en un caballito de totora, acompañado de su séquito imperial, para hacer el recorrido de pueblo en pueblo, que está ubicado al borde la laguna, convirtiéndose en el centro de atención de las poblaciones, quienes acuden con sus mejores comidas, danzas, bailes y ritos. La travesía y visita a los pueblos dura más de veinte días, tiempo en el que esta pareja encarna la representación de los personajes fundantes de la cultura quechua. Cuando hacen su llegada a Puno, la población en general, las instituciones y sus autoridades los reciben y se les prepara una concentración en el estadio puneño, al cabo de lo cual, termina la representación en medio de algarabía y vivas al Inca. El recorrido de esta pareja, bien se puede decir que es una de las más grandes representaciones donde se revive la imagen de Manco Cápac y Mama Ocllo.

 

EL INCA EN OTUZCO

Lugar de Ejecución: Otuzco, región de la Libertad.
Fecha de Ejecución: El 16 de noviembre

Richard Schaedel es uno de los primeros antropólogos que recogió los datos etnográficos en tal área. En 1949, la Universidad Nacional de Trujillo envió un equipo de investigación para que realizara una recopilación etnográfica sobre la fiesta en honor a la Virgen de la Puerta de Otuzco, cuyo culto era de mayor prestigio. Schaedel indica que lo que más le sorprendió fue la “representación teatral de la muerte del Inca Atahualpa, realizada por un conjunto folklórico de la hacienda de Julcán, que aquella vez lo hacía por primera vez. En años anteriores este número del programa lo ejecutaba otro conjunto del mismo Otuzco, famoso por la vistosidad de su vestuario y por la belleza de sus canciones. Aquel año la representación tuvo lugar en la plaza principal del pueblo ante una crecida concurrencia alrededor de ella”.

Los personajes estaban capitaneados por el Inca Atahualpa, al que también se le conocían como el Emperador del Tahuantinsuyo. Luego venían en orden correlativo: la Coya, esposa del Inca; dos hechiceros, jefes cada uno de ellos de un grupo de danzarines, que al mismo tiempo los representaban; los sacerdotes reales; los Chimos y las Coyas menores o Ñustas; el capitán Francisco Pizarro; el padre Valverde, acompañado de su ayudante o “sacristán”; el intérprete Felipillo, traidor a la causa del Inca, en un papel de bufón o payaso. Los coros de ballet: a) un grupo de seis parejas de Chimos, guardias reales del Incas; b) un grupo de seis coyas, o ñustas, damas de la corte de la señora Coya legítima; Dos músicos, los que tocaban la flauta y el tambor y el otro el violín, completaban los personajes de esta representación.

 

EL INCA EN CERRO DE PASCO Y JUNÍN

Lugar: Carhuamayo
Fecha: 28 de agosto al 8 de septiembre.

Los “literari” de altura, como los ha denominado Luis Millones, han construido los textos, reelaborando lo que dice la memoria colectiva. Pallas, Cahuides, Pizarros, Rumiñahuis, Chalcochimacs, juegan, compiten y se enfrentan en calles y plazas rememorando lo ocurrido a mediados del siglo XVI. Para los lugareños esta representación se denomina Tamboy. Lo sorprendente es que en el enfrentamiento se utiliza todo el espacio de la comunidad, además de caballos en competencia y como signo de superioridad. Es evidente que se entrecruzan los mensajes históricos con los de prestigio local.

 

LOS INCAS, DIOSES DE HUAROCHIRÍ

Lugar: Huarochirí, Provincia de Huarochirí (Lima)
Fecha: Se celebra el 30 de Agosto, en honor a Santa Rosa de Lima

La antigua doctrina donde se aplicó, a inicios del siglo XVII, el proceso de extirpación de idolatrías al mando de los curas Francisco de Ávila y Pablo José de Arriaga, es hoy, después de varios siglos de encapsulamiento, el lugar donde también se representa aún la captura y muerte del Inca. Como en otras ocasiones, con motivo de la fiesta en honor a Santa Rosa, patrona del pueblo, se concentran los lugareños de San Lorenzo de Quinti, San Pedro de Huancayre, Suni, Lupo y Llambilla, al pie del gran nevado de múltiples cumbres, altura tutelar, Pariacaca, que es el centro tradicional del culto regional.

Entre bandas de músicos escolares, bombardas, misa central, violines y quenas aparece el séquito Inca, encabezado por Huáscar, que luce un cetro en forma de hacha, pantalón, faja y capa bordada con hilos de oro, donde sobresalta la imagen cósmica del sol y el cóndor Chavín. Un velo sedeño cubre su cabeza bajo una corona emplumada y otro metálico o malla confeccionada recamado en antiguas monedas de plata, le tapa el rostro. Luego le sigue la familia real, con el hermano Inca, Atahualpa, quien luce una vestimenta similar. Atrás viene la Coya, esposa principal del Inca y sus dos hijos, una niña y un niño, flanqueados por dos filas de ingas, pronunciación local de incas, quienes danzan con rígida solemnidad. La fastuosidad del vestuario se presenta en la Coya, quien tiene el rostro cubierto de monedas de plata, a manera de velo, corona con penacho multicolor y lleva en la mano un cetro hecho de una florida, al estilo de pequeño arbusto, al que denominan azucena. Finos collares cuelgan de su cuello sobre una blusa blanca, cubierta por una manta bordada en hilos metálicos. En la cintura llevan su chumpi, faja tejida con íconos mágicos. Éste sujeta la camisa larga, especie de túnica, y el anaco, mandil con blondas. Una vestimenta que el imaginario se ha encargado de adornar, de la mejor forma, sobre un recuerdo utópico de lo Inca. Así ataviados, éstos desfilan, entre otros personajes complementarios, al compás de una música de lo más tradicional. Destacan entre el séquito los brujos enmascarados, quienes visten sacos y pantalones correctos según el patrón prestigioso, llevando algún animal disecado, como el gato montés. Casi siempre el mago, el chamán, el curandero, el sacerdote, acompaña al Inca. Una particularización del consejo religioso Víllac-Umo.

El día central, previas camaretas de rigor, sobre el medio día, se organiza la representación de la captura de Cajamarca. Momentos antes de salir a la representación, los “españoles” retocan sus maquillajes (chapas en las mejillas, que recuerdan el nombre de pucacuncas, cuellos rojos y el de chapetones, puesto por los criollos). Pizarro, Hernando de Luque, el padre Valverde, salen a capturar al Inca, quien con sus guerreros trata inútilmente de defenderse a latigazos. Los conquistadores, por su parte, afrontan el castigo a sablazos y disparos. Blandiendo la bandera tahuantinsuyo, la de las siete bandas horizontales ordenadas según los colores del arcoirirs, los incas acometen a los venidos de allende los mares. El Inca entra en andas, rodeado por la Coya y sus hijos, Huáscar, los brujos, los ingas y el infaltable lengua Felipillo. Los capullanas y los chasquis, mensajeros, se unen a la resistencia.

 

YACU RAYMI

Lugar: Laraos, Huarochirí, región Lima.
Fecha: De Enero a Marzo

Las leyendas locales cuentas que Moshoke y su esposa Mama Pillao iniciaron la construcción del canal con el apoyo de sus tres hijos Allauca, Chaupín y Pauyac, considerados hasta la fecha como los “mayores” de la comunidad, tanto asÍ que las tres parcialidades locales adoptaron sus nombres. En su coreografía las aparas y los hombres están formados en dos filas por separado y entrelazados por brazos y manos, empiezan la huayma. El rito consiste en repetir uno a uno los cincuenta nombres de los lugares en donde se realiza la champería desde laguna de Quiulacocha hasta la casa del cacique Moshoke, en Laraos. Sobre la planicie danzan entrelazados dando pasos hacia delante, hacia atrás y a los costados. Los que llevan las banderas golpean el asta en el piso y se escucha el cascabeleo. Los pachacas gritan “okey, okey”, su moderno grito de guerra. Los danzantes forman una ronda alrededor de las banderas. Entonan versos, uno a uno se contestan y bailan. Fuera del círculo están los pachacas. Enseguida bailan la Shullmaya (flor silvestre) o danza de despedida. Todos aceleran sus pasos y cánticos. Los comuneros parecen enloquecidos de alegría, se mueven al compás de sus canciones, la shirisuya y los cascabeles de las banderas no dejan de sonar. En una representación que se dice rememora a tiempo de los Incas.

 

LA FIESTA DE SAN LORENZO EN MARCA

Lugar: Provincia de Recuay, región Ancash
Fecha: Del 8 al 13 de Agosto.

Se representa a los Incas acompañados de las pallas. Está el Inca y el Rumiñahui, y el Auquish hace estallar latigazos al viento en señal de protección y advertencia. Los conquistadores se representan a caballo, una veces y otras van danzando. A cada paso entrechocan sus espuelas y levantan las espaldas relucientes. Escapan el Inca y las pallas, y toda la fiesta se acomoda al drama de la persecución, captura y muerte del Inca. El día 9 queman los castillos de fuegos artificiales. El día 11 es la corrida de toros.

 

LOS BARCOS DE HUAYLAS

Lugar: Huaylas, Huarás, región Ancash.
Fecha: El 8 de Julio

El 6 de Julio por la noche, Huaylas, asombrada y maravillada, experimenta la feliz llegada de los “barcos” a su plaza de Armas. Es el día del “ROMPE”, es decir, el día en que se da inicio a los días centrales de la tan esperada fiesta a la llegada del 8 de Julio. Los “barcos” son una alegoría a la llegada de los españoles al Perú; también representan la llegada desde España a Huaylas, de la imagen de Santa Isabel. Cada barrio se esmera en hacer su “barco” lo mejor posible teniendo presente que sea lo más parecido a las carabelas de aquel entonces, con su respectivo marinero. Estos barcos “navegan” sobre los hombros de los cargadores de cada barrio y son el centro de prestigioo y centro de indentidad.

 

LOS PASHAS DE HUAYLAS

Lugar: Huaylas, Huarás, región Ancash.
Fecha: El 8 de Julio

Antiguamente las Pashas eran llamados “auquis”. Representan a los pastores de ganado de los españoles y mestizos –mishtis- quienes elegían a los viejos para esta tarea. Sombrero y abrigo eran de pellejo de carnero, pantalones de bayeta, medias de lana, llanques u ojotas de cuero; en una mano, un látigo de cuero trenzado llamado “chicote o tronador” y en la otra, una “mascana” de palo. Posteriormente usan una máscara con facciones españolas, caperuza, capa, plumas, cintas de colores y espejos, pero ya no llevan macana. Usan voz en falsete, exterioriza la picardía y a decir de quienes se visten de pashas “tan solo al ponerse el vestuario, la persona cambia o transforma su personalidad”. Todo grupo de pashas lleva uno o más toritos. Estos tienen otros personajes que se asocian a la simbología inca:

Cawalludanza
Es una sátira a los invasores españoles que se desplazan a caballo. Los nativos al verlos pensaban que tanto el animal como el jinete eran uno solo; de allí el vestuario con la máscara de facciones españolas. Acompañamiento musical de violín.

Chapetones
Otra sátira a los español; por eso el nombre y el vestuario. Bailan al compás de un violín, con coreografías que finalizan imitando a los españoles ebrios. Usan terno oscuro, camisa blanca, corbata, zapatos de cuero, sombrero de paño adornado con plumas, cintas de colores y espejos. El pañuelo lo llevan en la mano.

Conjunto Incaico
Representan la “ocupación inca” en Huaylas, es decir su anexión al Tawantinsuyo. Este conjunto escenifica pasajes de la historia de Huaylas transmitida mayormente por tradición oral. Hacen la adoración y reverencias a la “Patrona de las Cosechas del distrito de Huaylas”, con canciones inspiradas por autores del pueblo y que quedan más de las veces en el anonimato. Los conjuntos de “incaicos” están conformados tanto por hombres como por mujeres, en parejas. El acompañamiento musical se hacen con arpa y violín.

 

LAS PALLAS DE HUAYLAS

Lugar: En Huaylas, Huarás, región Ancash.
Fecha: El 20 de Mayo

Representan a las hermosas pallas huaylinas. Huaylas ya anexada al Imperio del Tawantinsuyo después de la batalla de Yahuarpampa, no se somete y permanentemente hace una resistencia pacífica, entonces, el Inca llega y decreta la pena de muerte para los principales jefes de Huaylas. El jefe con más jerarquía en Huaylas, envía a un conjunto de hermosas jóvenes de la nobleza, vestidas con sus mejores galas, a implorar perdón para sus jefes. Ellas –las Pallas- se acercan ante el Inca cantando arawis (harawis); era tan sentimental la música entonada, que logra condolerlo tanto, y perdona a los condenados. El Inca debía pasar a Corongo y muy emocionado se llevó con el a las Pallas. Allí se conserva la vestimenta y en Huaylas queda aún algo del “arawi” que ahora se canta a la “Patrona de las cosechas del Distrito” y a las autoridades, al compás de “cajas roncadoras”. Se visten con pollera de lana, blusa con sobrefalda, ojotas, sombreros de paja fina adornado con cinta ancha alrededor de la copa, collares y aretes, pañuelo de seda grande a manera de lliclla. Varios pañuelos de colores en cada mano, con los que al cantar van formando figuras. El barrio de Iscap, es el que principalmente se ha preocupado por conservar y difundir esta estampa.

 

LAS COLLAS DE SAPALLANGA

Lugar: Sapallanga, provincia de Huancayo, región Junín.
Fecha: 8 de setiembre.


Se denomina así a una de las representaciones que rememora a las mujeres del Inca. Es una danza exclusiva para mujeres. El vestuario se compone de una falda con mucho vuelo, bordado de alto relieve con hilos de oro y de plata, incrustaciones de piedras preciosas, zapatos negros o blancos de taco. La corona o cabezal llena de flores artificiales, de distintos colores, que a manera de penachos son lo más característico. Estos personajes se hacen acompañar del chuto, que es la satirización de los personajes del pueblo, cuya vestimenta está compuesto con el sombrerito viejo, lapichuco, camisa de tocuyo blanco, ponchito de lana, manguitas bordado con hilos de estambre, ojota de cuero de la llama o carnero. El baile es cadencioso, acompasado con los pañuelos de encaje que llevan en cada mano. La música es de ritmo monótono. Un personaje famoso en el valle del Mantaro, en Sapallanga, es la Señora Estela Ochoa Vda. de Montoya, quien conoce de cánticos en quechua en honor al Inca en prisión.

 

PALLAS E INCAS EN OTRAS ZONAS DE LA SIERRA CENTRAL

Lugares y fechas en que se ejecutan:
Carhuamayo, 28 de agosto al 8 de setiembre.
Pallanchacra, 28 al 30 de setiembre.
Santa Ana de Tusi, 25 de julio.
Cajatambo, 24 de Junio.
Obas, 5 de agosto.

La estructura organizativa está dada por la presencia de los siguientes personajes: Aukillo mayor, aukillo menor, Apu Inga Atawallpa, que muchas veces se hace acompañar con Waskar; Maman palla o capitana, pallas y ñustas. Generalmente el Inga (Inca) luce una corona alta sobre cabellos trenzados y un velo blanco cubre la corona, una máscara con expresión de solemnidad, el wara o pantalón de paño con adornos de oro y de plata. En la mano derecha lleva el hacha de oro y en la izquierda una honda. Una capa imponente le cubre la espalda, con diversos adornos geométricos . El ruku o guardián, lleva una gran peluca, un kipe que le cruza por la espalda, cascabeles en los tobillos, sonador-látigo y honda. La palla exhibe el día central la vestimenta más lujosa: una huinchilla con adornos de perlas, monillas de color encendido, una manta o cata, faldas de castilla o paño con motivos variados en oro y plata y pañuelos de colores en las manos. La vestimenta varía de acuerdo a las zonas, entre ellas las de Pasco, parte alta de Ambo, Lauricocha y Yarowilca, Huamalíes y Panao al norte de Huanuco. La vestimenta en Pachas se caracteriza por llevar faldas blancas y largas, diversos adornos, espejos, y un juego de lentejuelas que van alrededor. Un sombrero de paja cubierto de un tul que baja hasta el rostro de la palla. En Llata las pallas se presentan con sombreros y un velo negro que cubren su rostro, también llevan blusa blanca, faldellines bordados, un chal que cae del hombre derecho y un cetro con cintas de colores. En las calles las pallas invitan a los jóvenes para bailar un huaino, a los que antes le cuelgan el pañuelo, para que anuden en las puntas algunas monedas. Las pallas avanzan y retroceden, cantando y haciendo reverencias al Inca y el ruku hace sonar el “zumbador”, por otras calles van a caballo Pizarro, Luque y Almagro llevando una vestimenta adornada de oro y plata seguidos por Felipillo.

 

FIESTAS DE DRAMATIZACION DEL INCA EN LA REGION DE HUANUCO

Las representaciones de dramas Incas, tienen presencia en la región Huanuco, debido a una serie de celebraciones entre religiosas, históricas y arqueológicas.

PROVINCIA DOS DE MAYO (danza, lugar, fecha)

Pallas-Pizarro, Chuquis, 18 de octubre
Pallas-Pizarro, 10 de agosto
Jija y Pallas, La Unión, 24 de junio
Pallas, Marías, 04 de octubre
Pallas-Capitán, Sillapata, 14 de setiembre
Pallas, Pachas, 28 de julio

PROVINCIA LAURICOCHA (danza, lugar, fecha)

Pallas, Capitán y Rayguana Cauri 24 de setiembre
Apu Inca Caramarca, Rondos 28 de julio

PROVINCIA YAROWILCA (danza, lugar, fecha)

Apu Inca y pallas Ayapiteg 30 de agosto
Apu Inca.Pizarro Cahuac 30 agosto
Apu Inca. Capitán Cosma 15 de agosto
Pallas y Pizarro, Wanka Chavinillo 25 de julio
Los chunchus-pallas Choras 22 de agosto
Pallas-Capitán Chupán 24 de junio
Apu Inca Huarín 28 de julio
Pallas-inca Obas 05 de agosto


PROVINCIA DE HUAMALIES (danza, lugar, fecha)

Pallas, Rucus, Tuy-tuy Arancay 29 de junio
Pallas, Rucos, varios Llata 16 de julio
Tuy-tuy-Pallas Punchao 28 de julio
Pallas Puños 28 de julio
Incas, Pallas y Pizarro Puños 30 de agosto
Pallas Tantamayo 30 de agosto

PROVINCIA DE AMBO (danza, lugar, fecha)

Pallas, capitán Pizarro Quío 14 de setiembre
Capitán Pizarro Coquín 29 de setiembre
Pallas Chucchuc 24 de setiembre
Apu, pallas, Pizarro Yamor 08 de setiembre

PROVINCIA DE PANAO (danza, lugar, fecha)

Pallas Umari 30 de agosto

PROVINCIA DE HUANUCO (danza, lugar, fecha)

Pallas Chaulán 30 de agosto
Pallas Capitán Chaulán 24 de setiembre
Pallas Capitán Yarumayo 30 de agosto

PROVINCIA DE PASCO (danza, lugar, fecha)

Apu –pallay y Pizarro Pallanchacra 28-30 de julio

PROVINCIA DE DANIEL A. CARRION (danza, lugar, fecha)

Apu-pallas Tusi 26-28 de julio

 
 

 

home I about this archive I 4 performances I manuscript I martínez compañón I painting I calender of fiestas I bibliography